jueves, 8 de marzo de 2007

Y encima dicen que hoy es el día...

Las siete y media. Tenía que darme prisa si quería estar a las ocho y cuarto donde habíamos quedado. Esta vez no podía retrasarme ni un minuto, el espectáculo no puede esperar.
El metro a esa hora estaba lleno, no tanto como por las mañanas pero con una afluencia de gente considerable. A pesar de todo conseguí sentarme. Tenía por delante nueve estaciones así que conecté la música y a esperar.

Fue entonces cuando reparé en ella. Sería un poco mayor que yo. También iba sentada. Casi enfrente de mí. En su regazo un niño, no más de seis o siete años. Completamente dormido, su cabeza reclinada en el hombro de ella. La mujer abrazándole, mirando al frente, sin mirar nada.

Pensé que probablemente ella vendría de trabajar, habría ido a recoger al niño y ya iban de camino a casa. Pensé en la mujer acariciando a su hijo, pensé en cómo ella se entregaba a su cuidado sin esperar nada a cambio, en las noches sin dormir; pensé también en el niño dormido, seguro y confiado, sabedor de que nada malo puede ocurrir en brazos de la madre, en su tranquilidad inconsciente.

Me sentí tan terriblemente perturbada por la emoción que me causó la imagen que estuve tentada de bajarme. Sabía lo que pasaría a continuación: se me saltarían las lágrimas, la gente comenzaría a mirar, incluso puede que alguien me preguntase si me pasaba algo. ¿Y yo qué habría dicho? ¿Qué nunca había visto nada tan tierno y tan humano como aquello? La gente esperaría otra respuesta.

Tuve suerte. Se bajaron en la siguiente estación.





















13 comentarios:

Marujita Robinson dijo...

Pues Feliz Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Por ser como eres.

el mono dorado dijo...

Sí hay a veces que te emocionas de cosas cotidianas, de gestos que ves miles de veces...pero un día los ves con otro tipo de sensibilidad y te das cuenta de muuuuchas cosas.

Y entre otras cosas, una madre es una madre.

El Tipo de la Brocha dijo...

A mí todo esto me suena a instinto maternal.

Heredero de los Sueños dijo...

...Bien... pero no deja de serlo.

Saludos en este día...

breakthoven dijo...

pensaba hacer un chiste sobre que las apariencias engañanan, y lo mismo venía de secuestrarlo.. pero me he acordado de la cantidad de madres que van tirando de sus hijos hasta el colegio al lado de donde vivo, y me he dado cuenta que hay cosas que es mejor tomarse en serio..

la pequeña tortuga dijo...

Felices días para tí también Maruja

Mono Dorado: es así, de normal habré visto la misma escena cientos de veces pero un día ¡chas! te hace reaccionar de otra manera y a mí es que estas cosas me emocionan, qué le voy a hacer

Tipo de la Brocha, te diré que el instinto maternal yo lo tengo desarrollado desde que nací

Heredero gracias por regalarnos tus letras, se te echa de menos cuando no escribes

Y Breakthoven, bienvenido al mundo animal ¿nos dejarás entrar en el tuyo...?

Seoman dijo...

Feliz dia hoy que es dia 9, poque todos los dias son merecibles de celebrar el hecho de que existen las mujeres. Besos enormes, porque os los mereceis.
Y si se te hubieran saltado las lagrimas, yo lloraría contigo, porque mereceria la pena.
Saludos

Henry S. dijo...

Emotivo

Un saludo
Leprince

casi yo dijo...

joder, casi lloro yo sólo de leerlo...

Jose Luis dijo...

A mi me parece más bonito llorar por eso que con el final de TITANIC, particularmente opino que los que lloramos en público somos distintos al resto de la gente, y ser distinto es lo que me hace a mi mismo.

Yo hubiese llorado, en definitiva ¿a quién tienes que dar explicaciones de tus lágrimas?

Darkhorse1974 dijo...

Hola!!!, pasaba por aqui por tu casita y decirte que enrolla bastante, con tu permiso me pasare mas amenudo.

Un abrazo Dark

la pequeña tortuga dijo...

Seoman: gracias por tus palabras, se agradecen, lamentablemente se oyen demasiadas pocas veces

Henry, Casi yo y Jose Luis: lo de que se me saltaron las lágrimas era en serio, no me arrepiento en absoluto de ello pero sí me resulta inevitable sentirme condicionada por el entorno....aunque sólo a veces

Darkhorse: bienvenido al mundo tortuguil (¿me lo he inventado?) por supuesto puedes venir/leer/opinar siempre que quieras que serás bienvenido

Isthar dijo...

Pues a mi me resulta esperanzadoramente conmovedor saber que hay personas que pueden emocionarse de esa manera con la sencillez humana que en realidad, también está ahí, a la vuelta de cada esquina :´)