miércoles, 14 de marzo de 2007

Qué más da....

¿Qué más da?
La pregunta es ¿Qué más da? En serio ¿Qué más da? ¿Por qué estamos siempre tan preocupados por la opinión de los demás sobre nosotros mismos? ¿Por qué necesitamos que nos acepten socialmente? ¿Para reafirmar nuestro yo o para qué coño? ¿Qué más nos da?

Dentro de x años, poquísimos en comparación con la edad de la tierra, ninguno de los que estamos aquí ahora, estaremos. Dentro de algunos años, no tantos, la tierra estará poblada por otros, otros seres distintos de los que estamos ahora y nadie recordará una frase inadecuada que dijimos, o un comportamiento “políticamente incorrecto” que tuvimos.

Entonces
¿Por qué seguimos condicionados por los demás?
¿Quiénes somos los demás para juzgar, criticar o ni siquiera opinar sobre los comportamientos ajenos?
¿En virtud de qué código moral nos erigimos como jueces o incluso ayatollahs, poseedores de la verdad absoluta, con derecho a apalear a quien se sale de la conducta estándar?
¿Por qué creamos conflictos, montamos guerras, conquistamos tierras y hacemos daño gratuitamente para, al final, nada?
¿Para qué? Para nada.






¿No seríamos todos más felices si dejásemos a cada cual vivir como quiera, siempre y cuando su conducta no agreda ni física ni verbalmente a los demás?
Probablemente sí, pero no creo que nunca podamos hacerlo porque para algo somos humanos, para equivocarnos.

10 comentarios:

lobogrino dijo...

Tienes toda la razón.
Creo que lo único censurable es hacer daño al otro.
Del resto: vivir y dejar vivir.
Que gusto leerte.
Soy un poco vago para postear, pero, si no te importa seguiré pasando.
Un abrazo.

el mono dorado dijo...

akunamatata. akunamatata.

wendy dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo :)
De echo es parte de mi filosofía de vida. La de " voy a mi bola" XD
Yo creo que en parte es que necesitamos la aceptación de los demás, cada uno en diferentes aspectos y por diferentes motivos supongo. Pero tampoco lo entiendo muy bien.
Lo mejor es pasar de todo el mundo e intentar ser fiel a como uno cree que es o siente.
Yo tengo una frase, para esas situaciones en las que no se si hacer algo por verguenza.. por el que dirán... Mi frase es
" Que coño!" XD Y funciona de P. madre :)

El Tipo de la Brocha dijo...

La opinión de los demás nos importa y preocupa porque somos egoístas, y para procurarnos la felicidad dependemos, en buena parte, de otras personas, que te aseguro no nos van a hacer ni puto caso como vayamos siempre a nuestro aire. Un exceso de personalidad mantiene a raya a un buen número de amigos.

Toni dijo...

Personalmente, creo que soy de esos pocos humanos que si bien, no es que me importe un pepino lo que piensen de mi, si que me importa mas bien poco... quizá porque para mi, tiene poco valor lo que opine una persona prejuiciosa con tendencia a encasillar a los demás, o quizá, porque desde pequeño aprendí a reírme de mi mismo.

Siempre he sido una persona que ha respetado a todo el mundo, y pienso que para que te respeten, tienes que respetar a la gente que te rodea. Ser consecuente, amable y no tener prejuicios.

En definitiva, vivir y dejar vivir.

Un buen post, compañera.

casi yo dijo...

Yo creo que las personas hacemos todas esas idioteces por una sola razón:

Para matar el rato.

En serio. Nos complicamos la vida innecesariamente solo para amenizar la espera mientras nos llega la muerte. La vida es tan corta y tan tonta que en realidad da igual lo que hagamos. Así que hay que hacer lo más entretenido. Y el mal entretiene más que el bien. Dónde va a parar...

Marujita Robinson dijo...

Bah, yo tengo clarito que me la pela lo que digan o piensen de mí, antes no era así, pero ahora me he dado cuenta de que es lo único que puedes hacer. Lo que ya no me hace tanta gracia es cuando la gente se metet tanto en tu vida que ya no les puedes ignorar, por mucho que lo intentes.

Odysseus the Ithacan dijo...

Uno de los procesos es aprender a saber que eres. En eso cuenta el poner lo que opinan los demás en su sitio justo. A veces son opiniones acertadas, a veces no. Solamente te recuerdo la fábula del oso, el mono y el buho ...

Y que te puedes pasar por mi blog cuando quieras ...

la pequeña tortuga dijo...

Lobogrino: Estoy contigo, vive y deja vivir, además así se vive más relajado, por supuesto puedes pasar por aquí cuando quieras

El Mono Dorado: eso eso akunamatata

Wendy: Enhorabuena, si consigues llevar a cabo tu política la mayor parte del tiempo, ya tienes mucho ganado

El Tipo de la Brocha: Es innegable que necesitamos la aprobación de los demás, para eso vivimos en sociedad, pero no creo que perdiéramos a nuestros amigos sólo porque más a menudo vivamos a nuestro aire...al menos eso espero ;)

Toni: Enhorabuena a tí también por tu filosofía, yo estoy en ello

Casi yo: La verdad no me había parado a pensar en ese punto de vista pero tiene su lógica, y además me resulta relajante pensar así...en simplemente amenizar la espera

Maruja: Efectivamente lo que ya no mola nada es tener que salir al paso de la gente que mete hasta el cuezo en la vida de una, como si fuese tan interesante...

Odysseus the Ithacan: Eso es lo difícil, dar la importante justa a lo que opinan lo demás

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.