sábado, 17 de marzo de 2007

TODO MENTIRA

Después de lo de ayer, ya no tenía cuerpo para nada. Sin quererlo, se había creado expectativas que, lejos de haberse cumplido, se habían desvanecido por completo, dejando tras de sí una ligera sensación de desencanto. La misma sensación de desencanto y decepción de tantas otras veces. No era nada nuevo.

Otra vez a empezar. Qué pereza. Cada vez más pereza. Mañana mismo volverá a engañar a otro. Y otra vez volverá a poner su mejor cara, su mejor sonrisa, sus mejores galas, en definitiva a sacar un falso YO que le hará creer a él que está ante alguien diferente de quien realmente está. Vamos, para engañarle.

Para vender un yo inventado, creado a imagen y semejanza de lo que le gustaría ser.

5 comentarios:

coxis dijo...

jolín... estamos buenos con las mentiras... A veces uno no tiene más remedio que mentir, por supervivencia

Beauséant dijo...

creo que este texto se complementa con el anterior que has puesto.. Máscaras, disfrazes y colonias caras para ocultar nuestro hedor, son sólo para eso, para intentar dar la imagen que queremos transmitir.. No somos lo que somos, somos lo que parecemos ...

Seoman dijo...

Las mentiras piadosas a veces ayudan, pero casi siempre hay que ir con la verdad por delante.
Porque como se suele decir. Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo
Saludos desde O Recuncho

el mono dorado dijo...

A veces no sabes a quien estas mintiendo si a ti, o al que tienes en frente.

Anónimo dijo...

Como decia Paul Geraldy; Seducimos valiendonos de mentiras y pretendemos ser amados por nosotros mismos....

Petons