viernes, 28 de diciembre de 2007

SE ACABA EL AÑO...


El final del año ha sido un poco accidentado para la tortuga, mucha incertidumbre y muchos nervios...

No he dado muchas señales de vida en los últimos tiempos pero sigo aquí.

Únicamente he vuelto para desearos que seáis felices y que tratéis de conseguir lo que os propongáis.

Pero también para deciros que aunque no lleguéis nunca a conseguirlo, no pasa nada. Porque no pasa nada por no llegar a las expectativas que os pusisteis un día. Porque no es bueno buscarle un sentido a las cosas que nadie nos dijo que lo tuvieran.



Así que a ser felices y a no plantearse más...

sábado, 15 de diciembre de 2007

EL NUEVO LAGO


BIEN PUES ALLA VOY. QUIERO DECIR, ALLA VA LA TORTUGA.
CAMINO DEL MAR, DE MADRID A BARCELONA, MIRANDO HACIA ARRIBA, YA VEIS...
HACIA EL MAR...

viernes, 7 de diciembre de 2007

Hasta pronto

Bueno pues como dice el título, hasta pronto.

Me despido de vosotros temporalmente. La tortu se encuentra entre dos lagos y casi no tiene tiempo ni de respirar. Aunque tendrá que empezar a respirar dentro de poco.

No me olvidaré de vosotros y en cuanto pueda, volveré a manifestarme por aquí.
Me echaréis de menos no?????

martes, 20 de noviembre de 2007

No me preguntes más

No me preguntes dónde se ha ido no sé quién, ni qué va a hacer ni lo que han dicho no sé cuántos. No me interesa. Si quieres saber dónde se ha ido, llámale y pregúntaselo pero no fomentes el morbete que puede causar dolor, no intentes sacarme información para pregonarla a bombo y platillo por el mundo, aun a riesgo de dañar al interesado. Aun a riesgo no: incluso tratando de, que es peor. Si no tienes ningún otro aliciente en tu vida para llenarla, búscalo en otra parte o haz lo que quieras pero no la llenes de chismes ajenos, de cuchicheos, de comentarios a sus espaldas...
Llena tu vida como puedas, y si no sabes con qué, entonces lloraré por tí, por tu inmensa vacuidad pero no me preguntes. No me preguntes nada más.

lunes, 12 de noviembre de 2007

Lo absurdo de todo

Miro a mi alrededor y hoy todo me parece absurdo. Sin embargo, pasados unos minutos, todo me volverá a parecer encaminado a algo. Más tarde volveré a pensar que todo tiene su por qué.
O quizá no. O quizá no lo vuelva a pensar y siga viendo vacía mi vida. La mía y las ajenas. Y vuelva a pensar que no merece la pena pensarlo otra vez. Pensar nada.
Es pura coña que yo esté aquí. Podría haber sido otra y no habría pasado nada, nadie lo habría sabido. Y cuando ya no esté tampoco nadie lo sabrá. Y dará lo mismo lo que yo haya hecho o pensado o dicho porque quizá nunca lo dije. Porque no sé si vivo en realidad o en ficción, producto de mis sentidos. Quizá mis sentidos me engañan y me hacen creer que es lo que no es. ¿Pero qué es lo que no es?
No me hagáis caso. Ni siquiera yo entiendo lo que digo. Y mucho menos lo que pienso.

jueves, 8 de noviembre de 2007

La frase

Como decía una frase que escuché alguna vez...
"No seas cobarde ni temerario; sé valiente"
A ver si me paso a visitaros y retomo mi actividad normal, que tengo este tema muy abandonado...

lunes, 5 de noviembre de 2007

Sigue la duda....

Parece increíble pero a día de hoy aún no he tomado una decisión.
Todo tiene cantidad de pros y de contras, lo cual en cierta manera me relaja porque sea cual sea la decisión final, sé que con ninguna de las dos me equivoco.
En otras decisiones igualmente importantes como ésta, siempre he tenido íntimamente la sensación de que sabía lo que tenía que hacer pero esta vez no la tengo, y eso me despista aún más.
Os agradezco a todos enormemente vuestras palabras de ánimo. Realmente las necesito.
Aunque sobre todo lo que más necesito es dormir.
Dormir y no pensar...

jueves, 1 de noviembre de 2007

LA TERRIBLE DUDA

La pequeña tortuga lleva varios días recluida en el fondo del lago, y últimamente se ha hecho más pequeña si cabe.
Debe tomar una decisión que puede cambiar su vida, su futuro y su destino. Y debe decidirlo antes de mañana.
Esta decisión supone trasladar el lago de Madrid a Barcelona y cambiar su vida. Y dejar a la tortuga madre y a los tortugos colegas.
Y la pequeña tortuga se hace pequeñiiiiiita pequeñita cuando lo piensa...

sábado, 20 de octubre de 2007

La tortuga y el caimán

Recupero hoy este cuento de hace justo un año. Espero que os guste tanto como a mí, allá va:


Os contaré una historia que pasó hace ya muuucho tiempo: Había una tortuga, que se llamaba Azul, que iba siguiendo a un caimán, que se llamaba Nilo. Ahora diréis ¿pues cómo va a seguir una tortuga a un caimán? Pues eso digo yo, de ninguna manera.

Así que claro, la tortuga no podía seguirle el ritmo, y el caimán se acercaba y se alejaba a su antojo, zarandeando a la pobre Azul que acababa casi siempre medio mareada y desorientada de la meta y volviendo a la casilla de inicio una y otra vez, mientras que el cuchispillas de Nilo iba y volvía cientos de veces, sin tregua, y nunca parecía cansado.

La tortuga y el caimán se fueron alejando mutuamente, como no podía ser de otra manera, porque la meta que Nilo había alcanzado tantas veces se le volvió aburrida y tediosa y comenzó a zigzaguear por senderos tortuosos, a los que nuestra pobre tortuga no podía acceder, salvo riesgo de quedarse atrapada y otra cosa no, pero lo que sí era Azul era equilibrada y con las patitas en la tierra, como debe ser toda buena tortuga que se precie.

Pasaron muchos inviernos sin encontrarse, tantos como diez, hasta que los intrincados caminos que había tomado el caimán se convirtieron en un laberinto que un buen día fue a parar adonde había llegado la tortuga, despacito pero en línea recta. En un primer momento se sorprendieron de verse. También se fijaron en los cambios: Azul tenía el caparazón más resistente que entonces y Nilo tenía ciertos zarpazos en su piel de reptil pero se reconocieron de inmediato.

Se miraron. Volvió a empezar el juego.
De repente los dos habían vuelto a la casilla de salida.

No sé cómo termina esta historia; si alguien conoce el final, que me lo cuente.

lunes, 15 de octubre de 2007

Jugar tus cartas

¿Por qué el mundo es injusto? Cierto que nadie nos dijo que el mundo fuera justo y sin embargo, seguimos esperando justicia. Pero eso es otro tema….
Otra pregunta: ¿Por qué algunas personas tienen suerte y otras, mereciéndolo más, no la tienen? Merecer o no merecer es subjetivo, lo sé, pero como 1) somos humanos y por lo tanto 2) somos subjetivos por naturaleza y además 3) esta es mi página, me permito el lujo de considerar que, desde mi criterio, algunos se lo merecen y otros no. Y ya está.

Total, que hace poco alguien me responde que puede que a algunos les vaya mejor que a otros porque sepan jugar bien sus cartas. Atención a la frase.

Saber jugar bien tus cartas. Me descojono con los que se jactan de saber jugar bien sus cartas. Hasta ahora. Porque, que yo sepa, la partida aún no ha acabado.

¿Cómo aprende uno a jugar bien sus cartas? En los juegos de mesa, te enseñan y aprendes con la práctica. Pero en la vida no hay práctica que valga. La práctica ya es la misma partida. Y además, por mucho que hayas aprendido, siempre puede ocurrir algo que echa por tierra todo lo anterior y vuelves a la casilla de salida.

Esperaremos al final de la partida. Claro que la partida no termina para todos al mismo tiempo.
Aunque por suerte la partida termina.

martes, 2 de octubre de 2007

El tiempo y el reloj



El tiempo: Venga, vamos a hacernos una foto
El reloj: No, no, por favor, de verdad fotos no
El tiempo: Pero ¿por qué? Anda y así tenemos un recuerdo
El reloj: Pues eso es justo lo que no quiero
El tiempo: ¿El qué?
El reloj: Dejar constancia de mi propia decadencia




jueves, 27 de septiembre de 2007

La relatividad de las cosas

7:35 de la mañana.
Nuestro hombre sale de casa camino al trabajo. Coge el metro. A la salida del metro, pasa junto a la acera en el mismo momento en que un coche cruza por encima de un charco y le pone perdido el traje.
¡Mierda!- exclama- Ya no hay tiempo para volver a casa a cambiarme. Y encima hoy tengo que ir a visitar al Sr. Llorente. Con esta pinta....mpffff

9:40 de la mañana.
Nuestro hombre sale de la oficina con el traje hecho un cristo en dirección a la oficina del Sr. Llorente. Vuelve a coger el metro. Hay mucha gente. Se agarra a la barra superior y se desabrocha la chaqueta del traje. Le apretujan por todos lados. Nota una mano ajena demasiado cerca de él pero cuando quiere darse cuenta, es demasiado tarde. Le han robado la cartera.
¡Joder!- exclama- ¡La cartera! Y ahora qué más, a ver ¿qué más me puede pasar?

Nuestro hombre ya no recuerda la mancha en el traje, a pesar de que inicialmente pensó que era lo peor que podía ocurrirle en el día.

10:05 de la mañana.

Nuestro hombre sale del metro sin dinero, casi sin traje y de bastante mal humor. De tan mal humor que va pensando en su mala suerte mientras cruza la calle. Como va distraído, no se fija en el bordillo de la acera, tropieza con él y va a dar de morros en el suelo, dejándose media nariz en el intento.

El portero de la casa de enfrente le atiende -Pero hombre ¿qué le ha pasado? ¿es que no mira por dónde va? Mire cómo se ha puesto, si tiene la cara hecha un poema...Ande, le acompaño al ambulatorio...Al fin y al cabo ha tenido suerte de no romperse la nariz.

Ha tenido suerte. Nuestro hombre ya no recuerda que le han robado la cartera, ni por supuesto que le han manchado el traje. Los dos anteriores percances le parecen nimiedades en comparación con la posible rotura de su nariz.
Lo que pensó que era una tragedia ahora le parece una tontería, tan sólo 25 minutos después.
Ha tenido suerte.

viernes, 21 de septiembre de 2007

El concierto


ESPECTACULAR

¿Qué más se puede decir? Vinieron Sabina y Serrat a tocar al lago y la tortuga alucinó.
Alucinó con la poesía escuchada y cantada, con el ingenio y con la sensación de encontrarse en casa.
Y porque no tocaron Llegar a Viejo, de Serrat, que si no nuestra tortuga habría derramado lágrimas.
Hasta el momento nunca ha podido escuchar esa canción sin llorar.

Ella es así.

martes, 11 de septiembre de 2007

Mi amargo fin de fiestas

Estoy negra.

Ayer me voy a ver los fuegos artificiales de mi pueblo por el fin de las fiestas y siempre tiene que venir algún tipejo que me lo amarga. El tipejo en cuestión se presenta con su perro y el pobre animal queda aterrorizado ante los petardos, que para él eran como bombas, y su dueño simplemente opina que el perro tiene que acostumbrarse y que no le pasa nada.

Pues claro que pasa. Pasa que el pobre no entiende de qué va nuestra fiesta y para mí, hacer sufrir a un animal para divertirnos, me parece una crueldad intolerable.

Nada más que eso.

viernes, 7 de septiembre de 2007

Una pequeña muestra...















Cañón de Río Dulce
La pequeña tortuga nunca había visto nada igual. Nunca antes había visto una selva sin fin.
En este Cañón era donde los indígenas esperaban a los pobres galeones españoles para darles su merecido por invadir tierra ajena.
Pensábamos que íbamos a conquistar y resulta que ellos nos conquistaron a nosotros.

martes, 4 de septiembre de 2007

LA VUELTA AL LAGO

La tortuga ha vuelto al lago. Pero ha vuelto tan impresionada por la experiencia vivida que todavía se está recuperando del golpe.

Por suerte su caparazón sigue intacto.

En breve testimonio gráfico.

viernes, 10 de agosto de 2007

Los últimos preparativos

Quería haber puesto una foto de mis patitas y mi caparazón de tortuga, que se van a recorrer el mundo, pero motivos técnicos de última hora me lo han impedido así que os mostraré su estado cuando vuelvan del viaje que van a emprender en breve. Mis patitas, mi coraza y mi corazón se van a Guatemala, donde existen papagayos charlatanes, apocalytos hospitalarios, jaguares adormilados y cocodrilos acechantes.
En la selva a la que voy a conocer tortugas amigas y demás fauna que habita otros lagos, me temo no hay posibilidad de acceder al mundo virtual. Tanta frase rebuscada para decir que no podré escribir ni escribiros ni visitaros.
Tanta frase retorcida para intentar decir que os echaré de menos.
El mundo es tan grande y tan pequeño a la vez...

jueves, 2 de agosto de 2007

LAS HORMIGAS

Miro al suelo y noto algo raro. Mucho movimiento. Las veo, son un montón de hormigas correteando aleatoriamente. Pero me fijo con detenimiento y de aleatorio, nada. Enseguida descubro el camino que lleva al hormiguero.

Me agacho para observarlas mejor. Hasta hoy, nunca me había fijado en las hormigas. Pero hoy llaman poderosamente mi atención. Extraño.

Todas enfilan la misma dirección. Y casi todas llevan alguna miga o alguna rama a la espalda. Otras trepan por la pared. Cojo a una de la pared, la lanzo al suelo desde una distancia abismal (en comparación con su tamaño) y cae en el suelo y continua andando como si nada. Y por supuesto sin desorientarse.

Tomo conciencia en ese momento de que me encuentro ante seres sobrenaturales. Si los humanos pudiésemos hacer lo mismo, sostendríamos en brazos un rinoceronte y recorreríamos 100 metros sin cansarnos en absoluto. Además, treparíamos por las paredes como Spiderman y caeríamos al suelo desde una distancia de 10 pisos sin magullarnos y acto seguido nuestra brújula interior nos indicaría el camino a casa.

Vamos, que nos dan cien vueltas.
Increíble.
Y todavía algunos tienen los huevos de decir que los humanos somos los seres más perfectos de la creación.

miércoles, 25 de julio de 2007

LO QUE YO QUIERO (I)

Quiero volver a ser una niña otra vez.

Quiero volver a oír a mi padre encender la luz de mi cuarto para ver si yo estaba bien arropada.

Quiero volver a sentarme con mi madre para contarle que Javi, mi compañero de pupitre que me gustaba un montón, no me hacía ni caso.

Quiero volver a jugar al cinquillo con mi abuelo, y verle andar por el pasillo con su batita granate, que de tanto ponérsela ya tenía la forma del culo hecha.

Quiero volver a dormir en la cama de mi abuela, en esas camas de pueblo tan altas, y luego levantarme para que me desenredara el pelo, con esos tirones que me daba que me hacían llorar.

Quiero volver a revivir un segundo la película del pasado, para retener hasta la última caricia que me hicieron, para no permitir al olvido que se lleve ni uno solo de mis recuerdos.

domingo, 22 de julio de 2007

Alegrías de Lole

Ay de claveles y de rosas
En un jardín chiquitito
Ay de claveles y de rosas
Ay y en las ramas y en sus flores,
Ay se mecen mil mariposas


Ay el perfume de tu cuerpo
Ay me trajo el aire tu nombre
Ay el perfume de tu cuerpo
Y una canción por el agua
Hablaba de trigo y beso

Que yo no salgo a pescar
Que yo no salgo a pescar
Yo salgo con mi barquilla
Por ver la luna en el mar.



Lole y Manuel

jueves, 19 de julio de 2007

Jueves again

Hoy es jueves.

No digo nada.

Ya lo digo todo.

Los acentos de las palabras

Me resulta muy chungo escribir un texto, por sencillo que sea, sin utilizar ni una sola palabra que contenga tildes. Y todo por culpa de este maldito teclado que se ha desconfigurado sin yo hacer nada y en vez de dejarme escribir tildes, me sale esta cosa tan rara, ahora ver´´eis......
¿¿Lo veis?? Vamos, que una se pone a escribir y no hay manera. Si quiero poner, por ejemplo, "no s´´e por qu´´e" pues me sale esto. Total, que una de dos: o me pongo a buscar palabras similares (lo cual me lleva cantidad de tiempo) o escribo desde el curro. Obviamente, hago lo segundo.
A lo tonto he escrito varias frases seguidas, a lo mejor este sistema me sirve para enriquecer mi vocabulario. Nunca viene mal, por cierto.

lunes, 16 de julio de 2007

Más bobadas

No tengo absolutamente nada que hacer. Esto no es, por supuesto, cierto.

La frase adecuada sería "No tengo ganas de hacer absolutamente nada".

En vista de eso, me dedico a caricaturizarme, siguiendo el enlace encontrado en el blog de Darkhorse.
La de abajo soy aproximadamente yo:

En realidad me parezco bastante más de lo que pensé...

miércoles, 11 de julio de 2007

Reyes y reinas

“No te niegues la vida, no te quites la corona para parecer menos alta y que así tu caballero de armadura oxidada se sienta cómodo en su altura junto a tí” Rosetta Forner

Conozco muchas, demasiadas reinas que se quitan la corona, que tragan y tragan con tal de que su caballero de armadura oxidada permanezca junto a ellas, negándose a ellas mismas la posibilidad de encontrar al rey que merecen.

Así que si tú eres rey o reina, sigue leyendo porque eres bienvenido en este lago de tortugas en el que toda la fauna que aquí habita tiene la corona bien puesta en su sitio. Por supuesto que hubo caballeretes oxidados y damitas flojuchas que las hicieron tambalear pero los reyes/reinas siempre se acaban dando cuenta de la maniobra y les mandan a paseo por donde vinieron.

Pero si eres caballero de armadura oxidada o damisela de diadema floja (que también las hay, y muchas), esfumaos porque no tenéis hueco en un lago donde no cabe nada que tenga tufillo a rancio y a retrógrado. No caben aquí los prejuicios, ni el miedo, ni la prisión en cualquiera de sus manifestaciones.

No te quites nunca la corona, nunca te niegues a tí mismo para sentirte aceptado.

martes, 10 de julio de 2007

Tengo haaaambre

Una maldita gastroenteritis me ha tenido postrada en el lecho del dolor durante cuatro días, que desgraciadamente han incluído el fin de semana, cómo no.
Luego vas al médico y te dice que es un virus y hala, a casita, con eso de que es un virus, todo arreglado.
Y el menú de sopita, arroz hervido y pescadito sin sal no me convence pero nada.
Las ganas que tengo de pillar un bocadillo de chorizo, madre.
Prometo visitaros a todos en cuantito me ponga buena XD

jueves, 5 de julio de 2007

Las oportunidades

Las oportunidades, los trenes que pasan...
La gente se pasa el día diciendo que no dejes pasar la oportunidad, que no la desaproveches. Y me asusta, y me agobia no saber reconocer esa oportunidad que supuestamente se me presenta y dejarla escapar, eso dicen, no la dejes escapar, y resulta que yo ni siquiera la veo cuando parece que la tengo delante de mis narices.

Y lo mejor: dicen que hay oportunidades que sólo se presentan una vez en la vida. ¡¡¡¡Una vez!!!!¿Y cómo se supone que tengo que hacer para reconocerla? ¿cómo sé que no ha pasado ya? No sé cuál ha sido la oportunidad de mi vida, puede que haya llegado y la haya dejado pasar de largo.
Pues era lo que me faltaba, vamos.

Si al menos tuviésemos la posibilidad de ensayar para interpretar una vida en condiciones, pues todavía, pero es que encima no tenemos más que una (al menos que yo sepa) en la que tienes que triunfar, tienes que trascender más allá de tu vida, más allá de tu muerte, tienes que ejecutar la obra perfecta y todo eso sin haber ensayado previamente, a pelo como quien dice....¡¡¡y encima hay que hacerlo bien!!!

Demasiada perfección para mí.

miércoles, 4 de julio de 2007

Hasta ahora mismo

¡¡¡¡¡¡Ya estoy aquí!!!!!

Después de un viaje algo accidentado (ya sabéis, hubo falso aviso de bomba en el aeropuerto), la tortuga consiguió aterrizar en la isla. Estos días en el paraíso le han venido como agua de mayo.
Pero ay..... llega el momento de volver, todo llega. Es hora de volver al lago. Y no creáis, también lo echaba de menos.

Me precipito sobre el ordenador como una loca porque tengo ganas de escribir. Y no es porque tenga cosas trascendentales que contar, de eso nada. Es porque no puedo esperar a mañana.
Creo que me estoy convirtiendo en una adicta a mi propio espacio, peligro. ¿Un juego puede convertirse en obsesión?
Realmente esto no es una pregunta.

Mañana estaré como nueva, besos animales para todos.

viernes, 29 de junio de 2007

Hasta pronto


Me voy.

Estas cosas son así, se deciden sobre la marcha. Hasta hace unas horas no pensaba coger vacaciones y de repente, me veo haciendo una maleta porque mañana me voy a no dar golpe. Cambio el lago por la playa, que hace más sol.


Me tiro una semana sin escribir nada en el blog y en dos días, cojo y escribo tres entradas. Sin orden ni concierto. Como mi cabeza.


Ya lo dije una vez y ahora lo repito, nunca pensé que ocurriría pero sí, os echaré de menos.

El jueves volveré con energías renovadas (espero).

Y esto también va en serio, un beso para todos.


Aquí es donde voy...

Se confirma el testimonio

Mi estado catatónico actual me impide escribir nada con sentido.
Ha habido un momento, un par de segundos quizá, en los que creo haber perdido la conciencia.

Mi jefa ignora por completo mi circunstancia, qué bien se vive en la ignorancia.
Y qué bien se está en el Manolo…

jueves, 28 de junio de 2007

La historia se repite

Hoy es jueves. Se presentan varios escenarios posibles para esta noche:

Escenario 1: Preparar cena, fregar platos, poner lavadora, planchar lavadora previa
Escenario 2: Nada de lo anterior + ver la tele
Escenario 3: Nada de lo anterior + salir a tomar copas

Me temo que mañana volveremos a tener testimonio desgarrador

miércoles, 27 de junio de 2007

Hoy mismo

A continuación, reproduzco textualmente la conversación que ha tenido lugar en el baño del curro esta mañana entre yo (que soy M) y mi compañera a la par que amiga I:

07:52 a.m.

I y M al unísono: ¡Hey tía qué pasa! ¿qué te cuentas?
M: Pues nada hija, aquí ya ves, que vengo de desayunar….no veas, está allí hasta Perry…me he encontrao con el J, ahí apretándose unas porritas….que por cierto mira que jala el tío y cada vez está más delgao
I: Hombre claro, los disgustos….es lo que tiene
M: ¿El qué?
I: Los sofocones tía el qué va a ser...
M: ¿Los sofocones de qué?
I: Pues de qué va a ser tía, paeces boba, del papelón que tiene con C…
M: ¿Con C? ¿Con qué C?
I: ¿Cómo que con qué C tía? Poj con cual va a ser? Con C….la de arriba, ya sabes
M: ¿C? ¿Pero qué le pasa con C?
I: Pero tía no lo sabes o qué?
M: El qué tía??
I: Pues que están liados
M: No jodas tía!! Pero qué dices!! No tenía ni idea, qué fuerte colega ¿y quién te lo ha dicho?
I: Adivina
M: S, claro
I: Sí claro quién si no
M: Sí sí qué fuerte, hay que decirle que si se queda sin curro, se busque uno de portera, que es lo que más la va….
I y M: JAJAJAJA Risas escandalosas entre las dos

M: Oye pero espera un momento, J no está casado? ¿no está casado con…E? se llama E ¿no?
I: Estaba estaba, creo que se están divorciando
M: Pero de ahora o de cuándo?
I: No sé tía, a tanta información no llego, me lo ha contado F
M: ¿F? ¿qué te ha contado F el qué?
I: Lo del divorcio
M: Aaahhh....qué fuerte no? Yo lo flipo tía
I: Ya ves colega, qué fuerte
M: Oye pero digo yo que nos podíamos bajar al bar y me lo cuentas todo otra vez ¿no? fijo que se te ha olvidado algo interesante jajaja
I: Bueno me parece genial, espera que cojo dinero y el tabaco y vamos

Salimos las dos de nuestro edificio inteligente partiéndonos la caja a más no poder, enfilando el caminito hacia el bar que como todos sabéis, es donde se encuentra la verdadera naturaleza del hombre, yo siempre lo digo.
Por lo general, a todos nos parece mal el cotilleo pero por lo general, todos entramos al trapo

PD: Si alguien nunca nunca nunca ha cotilleado en su vida, que lo diga porque será el primero que conozca.

viernes, 22 de junio de 2007

¿Libre?

Hay días en los que no me aguanto ni yo.
A veces me ocurre que no aguanto al personal. Esto no tiene nada de particular salvo que se repita con más frecuencia de la deseada, lo cual trato de que no suceda porque soy incomparablemente más feliz cuanto más feliz está la gente a mi alrededor.
Otras veces estoy tan contenta que me paso el día sonriendo y saludando a la gente. Y saludándoles por su nombre, porque el saludo personalizado no tiene nada que ver con el “hola, qué hay”.
Por supuesto, todas estas cosas me pasan aparentemente sin motivo alguno.

Y hay días como hoy en los que no me soporto. Y pienso en tener que estar todo el día en mi cuerpo y en mi mente y no puedo con la vida. Y es que es eso, prisionera de mí misma para siempre.

Para que luego digan que somos libres…

jueves, 21 de junio de 2007

Hacia abajo


La tortuga pensando...
¿Qué está haciendo la tortuga?
Quizá está durmiendo...
Nada de eso.
Está soñando
Y para eso se necesita tener los ojos cerrados...

martes, 19 de junio de 2007

Mmmmm.....

¿Y qué, si ahora cojo y lo dejo todo?
¿Qué pasaría, a ver, si yo ahora voy y dejo el curro, dejo a las amigas, al novio, mi casa, todo mi entorno y cojo y me piro?
Sin tener nada ¿eh? Sin pensar, así sin más, cojo y me voy.
Muchas veces me entran ganas de hacerlo. Pero nunca lo hago. Al menos no todo al mismo tiempo. No lo hago. Pero en cambio no me gusta la seguridad.

¿Qué tengo que perder? ¿Cuánto cuesta el miedo?
¿Cuál es el precio que hay que pagar por ser valiente? Porque tengo la íntima sospecha de que el precio no es tan caro como parece a simple vista.

viernes, 15 de junio de 2007

Sin nombre

Cuando te vas, hace frío
Cuando estás, hay mariposas
Si no me hablas, llega el invierno
Y si sonríes, en el cuaderno
de mi vida, dibujo lunas, dibujo rosas

Pero si callas, ya no oigo nada
Si no te escucho, me quedo muda
Y si apareces, en un momento
Sabes borrar cualquier lamento
Sin dejar sitio para la duda

Así que quiero, si es que te marchas,
Que ya no cierres nunca la puerta
Aunque no vuelvas, aunque te vayas
Que un hueco para tí siempre haya
Y déjala así, que quede entreabierta

El jueves siguiente

Como continuación de lo que ya nos temíamos la semana pasada, se confirma el testimonio: ayer volví a salir.

Sobra comentar cómo está el cuerpo esta mañana.

viernes, 8 de junio de 2007

El jueves

Hay días en los que no puedo con la vida.
Por supuesto, esto tiene que ver con que ayer salí.
No vuelvo a salir un jueves. No vuelvo a fumar. No vuelvo a beber.
El próximo jueves volveré a hacer exactamente lo mismo y volveré a jurar y perjurar que no vuelvo a salir.

miércoles, 6 de junio de 2007

30 años

Teniendo en cuenta la mierda de programas de televisión que nos tenemos que tragar a diario (véase el Tomate, Salsa Rosa, etc), el que ví ayer por la noche se convierte en la excepción. Se trataba de un reportaje sobre Adolfo Suárez, como hombre y como político, y su papel en la transición española.
No viví aquella época con lo que sólo sé lo que me han contado, pero de momento y mientras no digan lo contrario me creeré lo que dicen los que le conocieron.

El reportaje abarcaba toda la trayectoria política de Adolfo Suárez, desde su época de gobernador en Segovia hasta presidente del gobierno y su posterior dimisión como tal, pasando por la legalización del Partido Comunista hasta el golpe de estado del 23-F.
Independientemente de las ideas políticas de cada uno, creo que todos estaremos de acuerdo en reconocer su extraordinaria labor teniendo en cuenta el papelón que se le venía encima.

A mí personalmente siempre me ha parecido un hombre excepcional y uno de los mejores (si no el mejor) políticos habidos en los últimos tiempos.

Desde este rinconcito chiquitín del mundo yo le rindo mi homenaje particular.
Hoy su memoria se apaga lentamente pero la nuestra todavía no.




lunes, 4 de junio de 2007

No sé ni cómo titular esto

No pasa ni un día sin que piense en ti. De una manera u otra, estás presente en mi vida, aunque no estás. Porque yo sé que no estás, ni vas a estar más.
Lo que viví una vez pertenece al pasado, ni siquiera estoy ya segura de haberlo vivido de verdad.
Lo que sé es que todos los días pienso en tí. También pienso en lo que habría sido si no te hubieras marchado, si no hubiésemos sido unos niños, si te hubiese conocido ahora en vez de hace doce años.
Y porque además tengo la certeza de que tú eras la persona. De hecho, creo que esta certeza me impide conocer a alguien tanto o más interesante que tú.


Así que he decidido que la certeza se convierta en duda porque ya estoy cansada de tenerte en el pedestal, de que me impidas ser objetiva con los demás. Ya me cansé de entregarme incondicionalmente.
Estas son las últimas palabras que te escribo.

jueves, 31 de mayo de 2007

LA ESTACION

Se fue con su hija al pueblo castellano donde había vivido.
Muchos años pasó en la estación con sus padres y sus dos hermanos hasta que uno de ellos murió con 26 años, dato importante, y tuvieron que venir a la capital porque el pueblo se les comía. El invierno les abrumaba y la tristeza los iba consumiendo de tal forma que tuvieron que escapar si no querían entrar a formar parte del ejército de los hombres grises ¿recordáis Momo? pues el mismo.

50 años pasaron desde entonces y por primera vez volvía con su hija.

Lo que antes fue su vida ahora era una casa semi derruida….escombros alrededor.
Lo que antes fue el corral ahora estaba siendo restaurado para abrir una sucursal bancaria, como en la canción de Sabina.

Vaya mierda de realidad.
Menos mal que nadie nos quita todos los recuerdos.
Ni siquiera el olvido.

martes, 29 de mayo de 2007

Nos sobran los motivos

El Sabina y el Serrat han empezado su gira juntos y por supuesto no me los pienso perder.

A este ruido, tan huérfano de padre,
No voy a permitirle que taladre
Un corazón, podrido de latir.

Este pez ya no muere por tu boca
Este loco se va con otra loca
Estos ojos no lloran más por ti


Si esto no es poesía, que venga Dios y lo vea.

miércoles, 23 de mayo de 2007

Sólo era eso

No, no quiero que me regales entradas para los toros. Primero, porque no soporto las corridas de toros y segundo, porque ya no quiero que me regales nada.

¿Y sabes por qué? Porque a mí no se me conquista con regalos. Ni caros ni baratos, no se me conquista con dinero y ya está.

Ya sé que no lo vas a entender pero es que el amor no se compra con dinero. El amor no se compra.

Porque yo lo que quería de tí era tu tiempo. Y eso es lo único que o no podías o no querías darme.

lunes, 21 de mayo de 2007

La combinación perfecta

No hay combinación más perfecta que el DOS:

Sábado y Noche
Fresas con Nata
Ron con Coca-Cola
Tú y Yo

jueves, 17 de mayo de 2007

EL TERROR DE LOS COCOS

Ahora que ya empieza el buen tiempo, antesala del veranito que nos espera, el terror de los cocos acapara mi escena matutina diaria. El terror de los cocos es una de las mangueras sin control que tengo por compañeros de trabajo, y lo de mangueras sin control es por motivos obvios y ganado a pulso.

Bien, esta mañana en el mismo bar donde desayuno junto con Mr Guerrero, Barrita el Salvador, Floripondio y otros especimenes varios de la fauna que habita Las Tablas, ha hecho aparición El Terror de los Cocos.

En ese momento mis cocos y los de muchas otras compañeras han empezado a temblar. Porque de todos es sabido que los cocos no hablan. No, no hablan. Pero sí tiemblan al percatarse de la cercanía del Terror de los Cocos, que les habla directamente, les da los buenos días, les pregunta por su salud, sin darse cuenta que los cocos no hablan!!! Soy yo quien habla por ellos, pero yo estoy justo encima de mis cocos, porque insisto, ellos no hablan!!!! Y ahora que empieza el calor, mucho peor porque los cocos van mucho más sueltos, y su nivel de soltura es directamente proporcional al nivel de soltura del Terror de los Cocos….ese sí que está suelto. Y mis cocos aterrorizados.
Y yo me pregunto ¿por qué? ¿es que yo le voy mirando el paquete al Terror de los Cocos? NOOOO. No le miro el paquete, nunca nunca nunca le miro el paquete. Le miro a la cara y si puedo, ni eso. Pero él no, él a los cocos.
De verdad que hay días como hoy en los que odio el verano.

lunes, 14 de mayo de 2007

Alive and Kicking

Incluso antes de separarnos, ya te había olvidado. Estuviste mucho tiempo a mi lado pero nada junto a mí. Estaba sola aunque siempre estuvieras conmigo.
Aun hoy vives pensando qué se torció, que pasó por mi cabeza, qué fuerza extraña guardaba en mi caparazón de tortuga que me hizo saltar al vacío y tirar por la borda todos tus sueños, infelices ilusiones que no has vuelto a recuperar.

Pensaste que eras invencible pero te equivocaste. YO te vencí.
Pensaste que no encajaría tus golpes pero olvidaste que mi coraza era más fuerte que tu puño.

Fui yo la que resurgió de sus cenizas y aquí estoy, más feliz que un regaliz y vivita y coleando, Alive and Kicking que cantaban hace muuuucho los Simple Minds

viernes, 11 de mayo de 2007

qué jartura de verdad te lo digo


Sé que es una bobada pero ya no aguanto más.
Me voy a desahogar aquí que para algo esta página es mía. Además porque como no lo haga, sé yo que me va a salir un grano y eso sí que ni hablar.

Ha vuelto a ocurrir. Hoy, en el café de media mañana, ella ha vuelto otra vez a bajar sin tabaco. A pesar de que fuma diariamente, lo ha vuelto a hacer, sí, ha vuelto a bajar sin tabaco.
Me levanta un cigarro cada día.
Cada día uno, al menos uno, si no más. Todos los días.
Siempre el paquete se le queda arriba. Y cuando baja, nos dice “es que tengo un paquete entero arriba”
¿Pues si tienes un paquete entero arriba por qué no te traes el paquete entero abajo?
Claro que está entero. Y más seco que la mojama porque debe llevar comprado desde mil novecientos treinta y siete. Y entero seguirá si no te lo fumas, coño. Sobre todo si te sigues fumando el mío.


Me consta que es una chorrada pero es que tenía que contarlo.


martes, 8 de mayo de 2007

En las nubes


Llevo mucho tiempo aquí, tanto que ni me acuerdo cuándo llegué. A lo mejor es porque estoy aquí desde siempre.
Cada día viene gente nueva. A veces hay rachas en las que viene mucha gente de golpe, oleadas de personas. Casi todos vienen aquí, les acogemos enseguida y yo creo que están a gusto porque muchas veces me dicen que viven mejor aquí arriba que allá abajo.

Los responsables de que ellos estén aquí también vendrán algún día. Muchos de ellos han venido ya. Hay de todo: españoles, argentinos, alemanes, norteamericanos…sí sí, de todas las nacionalidades, no os vayáis a pensar. Pero ellos no vienen aquí, qué va, van donde Luci, que siempre acude a recibirles con sus mejores galas porque invitados como ellos no se reciben todos los días.

Uno de los últimos que está con Luci es un chileno, vino hace poco, tuvo un viaje tranquilo, nada traumático comparado con lo que le espera aquí arriba, me han dicho que lo está pasando fatal porque tiene que penar durante toda la eternidad por las almas de todos los inocentes que mandó asesinar.

Y toda la eternidad es mucho tiempo…os lo digo yo



Dedicado a Juanjo, cuyo espacio de En las nubes era uno de los que más me gustaba de La Noche

jueves, 3 de mayo de 2007

Yo, Cristina F.


Ayer volví a ver esta película, Yo Cristina F. La ví por primera vez hace más de quince años y en su día me impresionó. Ayer también lo hizo de nuevo.


Está ambientada en el Berlín de los años 80 y es una durísima historia sobre una adolescente que se ve inmersa en el mundo de las drogas y todo el entorno que va de la mano del mismo: mendicidad, prostitución, etc. Se trata de una historia real, basada en la vida de Christiane Vera F, una drogadicta alemana de tan sólo 14 años, que fue capaz de sobrevivir al infierno. No tuvieron tanta suerte otros de sus compañeros de tragedia.


Resulta impactante observar cómo Cristina, la protagonista, pasa de ser una niña angelical a convertirse en una heroinómana callejera, reflejando con horror la degradación humana a la que puede llegar cualquiera sólo por probar “a ver qué se siente” con la heroína.


Recomiendo encarecidamente la película, así como la banda sonora a cargo de David Bowie, una de cuyas canciones, Heros, incluyo también como recomendación musical de la semana.
Una joya de película, merece la pena verla, no os la perdáis.

viernes, 27 de abril de 2007

¿Destino o casualidad?


Ella y él se separaron hace diez años. Por aquel entonces, cada uno tomó un camino distinto pero (lo que son las cosas) se volvieron a encontrar este año y ahora han vuelto a revivir lo que ya vivieron mucho tiempo atrás.
- Esto debe ser el destino- dicen los dos.

¿Destino o casualidad?
Si creemos en el destino, entonces ¿para qué hacemos nada, si ya está todo predeterminado? ¿Es que simplemente somos marionetas sin ninguna capacidad de decisión sobre nuestra vida? ¿Estamos en manos de algo tan incierto como el azar, el destino, como queramos llamarlo?


¿O es que simplemente la vida está hecha de casualidades? Muchas coincidencia en algún caso podemos decir, pero solamente eso, coincidencia. Las mismas coincidencias que hacen que conozcamos a unas personas y no a otras. ¿Es todo por azar o verdaderamente está fijado de antemano nuestro recorrido por la vida?

Personalmente nunca he creído mucho en el destino pero tampoco tengo ningún argumento ni para estar a favor ni en contra. Si estuviese a favor sería únicamente porque el creer en el destino de alguna manera me relaja; el pensar en que mis decisiones no van a condicionar nada porque todo está supuestamente escrito en un libro invisible a mis ojos me tranquiliza, me permite escapar del sentimiento de culpabilidad de las decisiones "supuestamente" mal tomadas (este tema ya me rayará otro día).
Desgraciadamente me inclino más a pensar que nuestra trayectoria la definimos día tras día.

¿Desgraciadamente?
¿O por suerte?

jueves, 19 de abril de 2007

Una ayudita quiero

A ver si me dejas vivir en paz de una vez.


Le repito esta misma frase cada día, y le digo que me ignore, que me olvide, que me deje vivir mi vida, que será cómoda, facilonga e insulsa pero es la mía….y nada oye, pero nada, que no hay manera, la tía pasa de mí, todo el día conmigo a sol y sombra….vamos, que no me deja ni respirar.

Además es que es levantarme y ya está otra vez….y en cuanto enciendo la tele, ya es un no parar la tía….lo mismo que cuando leo un periódico….un día me voy a cansar de ella y vamos a tener un disgusto…

Y lo malo es que la cosa tiene difícil solución porque a ver cómo moños hago para librarme de mi propia conciencia

martes, 17 de abril de 2007

Esparadrapo, pegamento y otros

Bueno bueno bueno.....
¿Es que nadie tiene nada que decir sobre el traje de la moza? Marujita, me sorprende que no te hayas empleado a fondo con la Monroy porque el vestidito da como para escribir un libro
Perooo......tengo una duda: las lleva pegadas con celo ¿no?

sábado, 14 de abril de 2007

El encuentro

El otro día me crucé con ella. Hacía siglos que no nos veíamos y aunque inicialmente se hizo la loca para no saludarme, yo la abordé directamente así que no le quedó más remedio que entretenerse conmigo, me pilló en uno de esos días en los que tengo ganas de ser actriz.
-¡Holaaaa! ¿Cómo estás? Cuánto tiempo eh....No te había visto- me dijo después de los dos besos de rigor. Su primera frase ya me tocó un poquito el higo. La segunda fue peor.
- Bueno es que estás guapísima tía, ¿qué te haces?- afirmó al tiempo que me observaba de arriba a abajo, sus ojos de ratona reteniendo en el iris todos los detalles de mi anatomía/maquillaje/ropa/complementos, para poder despellejarme a gusto en la próxima reunión de antiguas alumnas. Me entraron ganas de vomitar.
- Pues nada hija, no me cuido nada ¿sahnnns? ya sabes que de natural soy así- contesté yo, en un tono pijo acorde al de mi interlocutora, que por cierto no me pega nada.
- Bueno me voy que llevo muchísima prisa, me alegro un montónnnn de haberte visto tía, qué guay, a ver si quedamos un día ¿no? y nos tomamos una cervecita, te llamo ¿vale? hasta lueguitoooooo- se despidió apresuradamente y se piró. Su última frase fue "Hasta lueguitooooo"
Me giré para verla irse. "No te había visto", "te llamo", "hasta lueguitooo"
¿Por qué se dicen cosas que no se sienten? Si yo no le pido que me llame, ¿por qué me dice que me va a llamar, si ambas sabemos que no es verdad?
Mi encubrimiento de la mentira me hace igual de culpable que ella por mentir.
Me fui a casa con mi interpretación muy bien realizada.

sábado, 7 de abril de 2007

De vuelta a casa

Andratx, Mallorca
Me he enamorado. Una vez más, he vuelto de Mallorca enamorada de la isla. La distancia me anestesia cuando estoy lejos y me olvido de ella, pero cuando vuelvo, otra vez me doy cuenta que sigo enganchada. Y ya no me resisto, estoy enganchada para siempre a la isla.
No sé qué tengo yo con Mallorca que siempre vuelvo tocada y hundida. Y es que me transformo, se me olvida el reloj, la prisa, los miedos, los agobios....todo es paz y una conexión especial con la naturaleza. Buen rollo para que nos entendamos.
A ver quién no se acostumbra a vivir así.

viernes, 30 de marzo de 2007

En cuestión de minutos...


Bien bien bien.....

Por fin llegó el momento, creía que no llegaría nunca pero claro que sí, todo llega.

Me voy de vacaciones, en concreto a Palma de Mallorca. No veo la hora. Creo que voy a llegar allí desbocada, como los toros cuando salen del toril.

Así que claro, estaré unos cuantos días desconectada del mundo virtual y aunque nunca pensé que diría esto, creo que lo echaré de menos.

Mientras tanto, voy a marcarme un bailesito.... (aunque creo que la elefanta no se mueve)


¡¡¡FELIZ SEMANA!!!

lunes, 26 de marzo de 2007

UN NUEVO DIA



Hoy hace cuatro años que murió mi padre. No es ni más ni menos doloroso hoy porque se cumplan aniversarios, es exactamente igual que otros días. Sólo que la sensación se va transformando con el tiempo. Al principio era dolor, angustia, miedo, incredulidad, sensación de no poder respirar, la ansiedad debe ser algo parecido a eso.

Pasé por las etapas de la muerte ajena, el tanatorio, los pésames, el entierro…pasé como por una película, como si yo fuera la espectadora y una vez acabado el teatro, fuese a volver a casa y todo siguiese igual. Pero la vuelta a casa es lo que te hace chocarte de bruces con la realidad de que nada es igual, de que ves fantasmas por todas partes.


Extrañamente también tenía la sensación de que todo seguía igual.

Me acuerdo que volvía a casa después de los cuatro días de inconsciencia que siguen a la muerte. No sé con quién iba en el coche, alguien que no era yo conducía. Yo miraba por la ventanilla y lo recuerdo todo en blanco y negro. Miraba las calles por las que había pasado cientos de veces, miraba también a la gente y pensaba “Todo sigue igual, las casas, las personas, la vida….no ha cambiado nada. Sólo yo me he muerto un poco por dentro pero nadie se ha enterado. Sólo yo he cambiado”


El sentimiento se fue modificando poco a poco, por suerte el tiempo hizo su función y transformó el dolor en recuerdo, el miedo en tranquilidad y la incredulidad en resignación.

Y la muerte me hizo un poco más, quiero decir, me hizo un poco más yo.
Y del abismo del que pensé que nunca saldría, salí.








viernes, 23 de marzo de 2007

Las historias inacabadas


Se conocían hace mucho pero nunca habían tenido mucho trato. El era amigo de un compañero de clase de ella y coincidían todos los fines de semana pero nunca se hablaban más de lo estrictamente necesario, un saludo y ya. Pensaban que no tenían nada que decirse, o que su conversación no iba a ser suficientemente interesante para el otro. Por eso nunca se hablaban.

Pasaban años y años y ninguno de los dos decía nada. Algo quedaba en su interior pero ninguno se atrevía a dar el primer paso y a decirle al otro “me gustas” o más fácil aún “qué tal, me ha contado David (el amigo común) que la profesora X os ha puesto un examen sorpresa”....qué más da, cualquier cosa hubiese bastado para comenzar una mínima conversación....

Pero ninguno de los dos nunca dijo nada. Pasó el tiempo, cada uno tomó caminos distintos y dejaron de verse. La historia de amor quedó olvidada, nunca existió, nunca permitieron que se materializase. Ahora los dos se preguntan ¿Por qué no lo hicimos? ¿Por qué no te dije nada? ¿Por qué no tenemos una segunda oportunidad para hacer bien la misma cosa?


La vida debería ser un ensayo, para permitirnos ejecutar nuestra obra en condiciones.

lunes, 19 de marzo de 2007

Maldito estatus

Nos lo empezó a contar cuando fuimos a comer. Tenía una casa grande en el campo, cerca de Toledo. Un cigarral, que se llama. Allí tenía seis o siete perros para cuidar la casa en el tiempo que ella no estaba. Algunos de los perros habían sido comprados por el padre, otros eran “chuchos” como ella los llamaba, los habían recogido en el campo.

Para ella, “perro” no era lo mismo que “chucho”. Pertenecen a diferente estatus, qué palabra tan horrible. Estatus.

A uno de los “chuchos” había que sacrificarlo al día siguiente. Llevaba toda la vida con ellos, igual que los perros con pedigrí, pero se trataba del “chucho”. Y había que sacrificarlo sin remedio.

Llegó el día siguiente. En plena comida, en el momento más inesperado, ella lo dijo.

“Jo…En este momento, al pobre Pipo le deben estar sacrificando. Qué pena”

Temblé. No creo que ella percibiera la expresión de horror de mi cara por la frase enunciada, desprovista de cualquier sentimiento hacia un animal que la había acompañado durante prácticamente toda su vida.
Temblé por sus padres, por sus hermanos, por su hija.
Lo dijo con la misma emoción con la que cualquiera, por ejemplo, habría dicho:
“Hoy me he comprado una camiseta y me queda pequeña. Qué pena. Tendré que ir a cambiarla”

Yo ya sabía que nunca seríamos amigas pero a raíz de esa frase, se levantó un muro infranqueable entre ambas, el muro de la sensibilidad, el cariño, la ternura, el sentimiento.
El mundo de emociones en el que yo vivo y que ella nunca conocerá.
Qué pena. Pobre niña de alto estatus.

sábado, 17 de marzo de 2007

TODO MENTIRA

Después de lo de ayer, ya no tenía cuerpo para nada. Sin quererlo, se había creado expectativas que, lejos de haberse cumplido, se habían desvanecido por completo, dejando tras de sí una ligera sensación de desencanto. La misma sensación de desencanto y decepción de tantas otras veces. No era nada nuevo.

Otra vez a empezar. Qué pereza. Cada vez más pereza. Mañana mismo volverá a engañar a otro. Y otra vez volverá a poner su mejor cara, su mejor sonrisa, sus mejores galas, en definitiva a sacar un falso YO que le hará creer a él que está ante alguien diferente de quien realmente está. Vamos, para engañarle.

Para vender un yo inventado, creado a imagen y semejanza de lo que le gustaría ser.

miércoles, 14 de marzo de 2007

Qué más da....

¿Qué más da?
La pregunta es ¿Qué más da? En serio ¿Qué más da? ¿Por qué estamos siempre tan preocupados por la opinión de los demás sobre nosotros mismos? ¿Por qué necesitamos que nos acepten socialmente? ¿Para reafirmar nuestro yo o para qué coño? ¿Qué más nos da?

Dentro de x años, poquísimos en comparación con la edad de la tierra, ninguno de los que estamos aquí ahora, estaremos. Dentro de algunos años, no tantos, la tierra estará poblada por otros, otros seres distintos de los que estamos ahora y nadie recordará una frase inadecuada que dijimos, o un comportamiento “políticamente incorrecto” que tuvimos.

Entonces
¿Por qué seguimos condicionados por los demás?
¿Quiénes somos los demás para juzgar, criticar o ni siquiera opinar sobre los comportamientos ajenos?
¿En virtud de qué código moral nos erigimos como jueces o incluso ayatollahs, poseedores de la verdad absoluta, con derecho a apalear a quien se sale de la conducta estándar?
¿Por qué creamos conflictos, montamos guerras, conquistamos tierras y hacemos daño gratuitamente para, al final, nada?
¿Para qué? Para nada.






¿No seríamos todos más felices si dejásemos a cada cual vivir como quiera, siempre y cuando su conducta no agreda ni física ni verbalmente a los demás?
Probablemente sí, pero no creo que nunca podamos hacerlo porque para algo somos humanos, para equivocarnos.

jueves, 8 de marzo de 2007

Y encima dicen que hoy es el día...

Las siete y media. Tenía que darme prisa si quería estar a las ocho y cuarto donde habíamos quedado. Esta vez no podía retrasarme ni un minuto, el espectáculo no puede esperar.
El metro a esa hora estaba lleno, no tanto como por las mañanas pero con una afluencia de gente considerable. A pesar de todo conseguí sentarme. Tenía por delante nueve estaciones así que conecté la música y a esperar.

Fue entonces cuando reparé en ella. Sería un poco mayor que yo. También iba sentada. Casi enfrente de mí. En su regazo un niño, no más de seis o siete años. Completamente dormido, su cabeza reclinada en el hombro de ella. La mujer abrazándole, mirando al frente, sin mirar nada.

Pensé que probablemente ella vendría de trabajar, habría ido a recoger al niño y ya iban de camino a casa. Pensé en la mujer acariciando a su hijo, pensé en cómo ella se entregaba a su cuidado sin esperar nada a cambio, en las noches sin dormir; pensé también en el niño dormido, seguro y confiado, sabedor de que nada malo puede ocurrir en brazos de la madre, en su tranquilidad inconsciente.

Me sentí tan terriblemente perturbada por la emoción que me causó la imagen que estuve tentada de bajarme. Sabía lo que pasaría a continuación: se me saltarían las lágrimas, la gente comenzaría a mirar, incluso puede que alguien me preguntase si me pasaba algo. ¿Y yo qué habría dicho? ¿Qué nunca había visto nada tan tierno y tan humano como aquello? La gente esperaría otra respuesta.

Tuve suerte. Se bajaron en la siguiente estación.





















lunes, 5 de marzo de 2007

SUPERMAN


Ha ocurrido esta misma mañana. Mr. Guerrero hace entrada en el bar. Trae mala cara, nunca ha tenido muy buen aspecto pero hoy se ha superado. Está especialmente pálido, sin afeitar, no sabemos qué le ocurre. Se pide un simple café con su compañero el anodino.

En la esquina opuesta se encuentra Mr. Barrita, con su café / barrita (con aceite). El auténtico protagonista del día. Hasta ese momento ha pasado completamente desapercibido para nosotros, y después de lo de hoy no entiendo cómo nunca antes me fijé en él.

De repente algo altera la tranquilidad reinante, notamos revuelo en el bar ¿Qué pasa? pregunta Juana, todos nos miramos sin saber muy bien qué ocurre, la gente se apelotona en torno a la barra ¿Pero qué pasa? vuelve a repetir Juana

Se ha desencadenado la tragedia, vemos con asombro cómo Mr Guerrero se ha precipitado al suelo, “le ha dado un vahído” dice Juana, no parece nada grave pero sí aparatoso. Le sientan a duras penas en una silla, debe pesar un quintal. Todo el mundo se agolpa encima de él, debe estar agobiadillo el hombre con ese mogollón encima.

Y es aquí cuando interviene el héroe, Barrita man, dejando a un lado su barrita con aceite, se abalanza sobre Mr Guerrero, resolutivo como el supermán que es y le abanica, le pasa la mano por la espalda, le sujeta la cabeza en previsión de otro posible desmayo….le salva en una palabra.

Mr Barrita ya se ha convertido en nuestro salvador. Nos percatamos de la aparición de los amigos de Barrita man, posiblemente antiguos desmayados. Todo el mundo quiere ser amigo de Barrita man, porque es un amor. Ahora ya sabemos que en la lista de emergencias de la Comunidad de Madrid aparece Barrita man justo después del Samur porque es tanto o más eficiente que los servicios de urgencia.

Con Superhombres así el levantarse a las seis y media para venir a currar cobra sentido.

miércoles, 28 de febrero de 2007

La Etiqueta

Es todo un honor que Mimuxi me haya encomendado precisamente a mí la tarea de etiquetarme, o sea, de decir seis cosas “raras” sobre mí así que ahí van:

1) No me gustan los huevos fritos. Es muy raro pero es así. En cambio, me encantan las espinacas. Me consta que esto es aún más raro.

2) Nunca nunca nunca (salvo situaciones puntuales) desayuno en casa. Me chifla desayunar en el bar. En cualquier bar. De hecho, me levanto un cuarto de hora antes para llegar al bar de enfrente del trabajo y desayunar en condiciones. Entra una a trabajar de otra manera.

3) Nunca he usado zapatillas de estar en casa. Uso zapatillas de deporte u otra cosa pero nunca las típicas pantuflas. Se me quedan los pies fríos.

4) Sé llorar por un solo ojo. No sé cómo descubrí esto pero sí, sé llorar por un solo ojo (con más frecuencia, lloro por los dos)

5) Siempre que tomo sopa, tengo inmediatamente que sonarme la nariz. Esto no me ocurre con otros platos, por ejemplo, un filete. Sólo con líquidos calientes y no todos; con el café o infusiones, no me pasa. Sólo me pasa con la sopa. Y si es de fideos, más.

6) No tengo nada de ropa de color amarillo. No me gusta nada el amarillo para la ropa. Creo recordar que una vez tuve una camiseta amarilla pero enseguida la regalé. No puedo con el amarillo. Para ropa, insisto.

Y ahora viene lo chungo y es endilgarle la etiqueta a otras seis personas que deberán contarnos sus rarezas particulares así que, como no me veo con autoridad moral para ello, lo dejo a elección de cualquiera que le apetezca hacerlo, que yo estaré encantada de que os impliquéis y de leer vuestros testimonios.

domingo, 25 de febrero de 2007

Como en casa

Me dispongo a desayunar, como tantas otras mañanas de domingo, en el bar de al lado. Todos tenemos un bar al lado. Me encanta desayunar en el bar y su olor a café, mmm...ese ritual dominical me pone de buen humor automáticamente en cuanto me levanto.

Veo con alborozo que están los habituales de siempre. Por eso son los de siempre, porque siempre están. Emilio (más sobre él en breve), el del ajedrez, la chica rubia que lee...que lee un libro, claro, no el Marca....Completa la estampa un vídeo de “Like a virgin” de Madonna pero en versión country, una especie de “Amo a Laura” que da al bar un no sé qué de América profunda, al fin y al cabo no tan diferente de la España profunda que subyace en el barrio.

Miro a mi alrededor y observo que Emilio se atiza un cubata, desafiando una vez más la corrosión faringea que sufrió hace años cuando se enchufó un pelotazo en un vaso contenedor de sosa cáustica (no sé qué hacía el veneno en el vaso pero él se lo bebió de un trago.....palabrita). La sosa cáustica le abrasó la laringe pero, a la vista está, la abrasión no le ha impedido PARA NADA seguir bebiendo de lo lindo. Porque realmente lo suyo es empinar el codo.

Me termino el café con la satisfacción que me provoca el comprobar que todo sigue igual. Que aunque pasen cosas, nunca pasa nada. Será una bobada pero el volver a ver a Emilio como siempre, me causa gran regocijo, me siento protegida, me alivia la continuidad de la vida, me siento en mi casa.