jueves, 31 de mayo de 2007

LA ESTACION

Se fue con su hija al pueblo castellano donde había vivido.
Muchos años pasó en la estación con sus padres y sus dos hermanos hasta que uno de ellos murió con 26 años, dato importante, y tuvieron que venir a la capital porque el pueblo se les comía. El invierno les abrumaba y la tristeza los iba consumiendo de tal forma que tuvieron que escapar si no querían entrar a formar parte del ejército de los hombres grises ¿recordáis Momo? pues el mismo.

50 años pasaron desde entonces y por primera vez volvía con su hija.

Lo que antes fue su vida ahora era una casa semi derruida….escombros alrededor.
Lo que antes fue el corral ahora estaba siendo restaurado para abrir una sucursal bancaria, como en la canción de Sabina.

Vaya mierda de realidad.
Menos mal que nadie nos quita todos los recuerdos.
Ni siquiera el olvido.

14 comentarios:

Roberto dijo...

Recordar es un placer intelectual que nadie nos puede negar.

Me agradó la referencia a Momo.

OaBy dijo...

La realidad es una mierda cuando permites que te pase por encima y te pisotee. Recordar es el privilegio que nos permite avanzar, imaginar es la obligación que nos ofrece un futuro. La vida no viene como tal, tenemos que crearla constantemente y recrearla en nuestros recuerdos. Tanto los buenos recuerdos como los malos son necesarios. Los malos son hasta imprescindibles. Huir de ellos es una inconsciencia muy en boga en la actualidad

Wilde dijo...

La realidad esta en nuestra mente, emociones, sentimientos y en los recuerdos por supuesto. Solo era un lugar, y lugares no sobran...

Yo creo que la realidad supera la ficción, de lejos...

Good Day!

Para, creo que voy a vomitar dijo...

El olvido los emborrona, los va diluyendo. Es el alzheimer del corazón.

Seoman dijo...

Siempre nos quedara este bendito cerebro para que nadie pueda hacernos olvidar.
Das un golpe al alma tortuga, muy buenas palabras.
Saludos desde O Recuncho.
Por cierto, Siempre Sabina

Beauséant dijo...

los hombres grises de nuevo, en los últimos días giran mucho en mi cabeza quizás yo también lucho por huir de la realidad...

James Joyce dijo...

Menos mal que tenemos esa posibilidad, menos mal que somos humanos...

Hasta los cojones. dijo...

Cada vez menos... Cada vez menos.

Salu2.

JAL dijo...

Y es que lo que una vez fue nuestra vida, lo fue una vez, pero no lo es ahora. No podemos pretender que todo permanezca inmóvil, que todo siga como en nuestro recuerdo, eso impediría nuestra evolución, eso impediría que en el futuro hubiera otros recuerdos

Modesto dijo...

Eso pasó de verdad? Lo digo porque aquí antes había una torre a 20 metros de mi casa que era de origen vikingo como las torres d'Oeste (Catoira) y que no está porque con lo que quedaba de ella hace 200 años comenzaron a construír la iglesia... Lo peor de todo es que donde estaba la torre ahora hay un edificio de pisos... propiedad de toda mi familia incluídos tíos abuelos padres etc...
Chao! ^^'

vitruvia dijo...

El olvido solo vence cuando nosotros le dejamos hacerlo.

La interrogación dijo...

La pena de haber tenido que abandonar los pueblos, las raíces, la historia de cada familia.

Caminante (El chico que camina) dijo...

Y aunque el olvido, que todo destruye, haya matado mi vieja ilusión, guardo escondida una esperanza humilde, que es toda la fortuna de mi corazón...

StraVaGanzZa dijo...

Lo bueno es lo que tú dices, que nadie puede quitarnos nuestros recuerdos, ni lo que olvidamos; sino nos volveríamos locos. Sigue así, me gusta tu estilo.