jueves, 27 de septiembre de 2007

La relatividad de las cosas

7:35 de la mañana.
Nuestro hombre sale de casa camino al trabajo. Coge el metro. A la salida del metro, pasa junto a la acera en el mismo momento en que un coche cruza por encima de un charco y le pone perdido el traje.
¡Mierda!- exclama- Ya no hay tiempo para volver a casa a cambiarme. Y encima hoy tengo que ir a visitar al Sr. Llorente. Con esta pinta....mpffff

9:40 de la mañana.
Nuestro hombre sale de la oficina con el traje hecho un cristo en dirección a la oficina del Sr. Llorente. Vuelve a coger el metro. Hay mucha gente. Se agarra a la barra superior y se desabrocha la chaqueta del traje. Le apretujan por todos lados. Nota una mano ajena demasiado cerca de él pero cuando quiere darse cuenta, es demasiado tarde. Le han robado la cartera.
¡Joder!- exclama- ¡La cartera! Y ahora qué más, a ver ¿qué más me puede pasar?

Nuestro hombre ya no recuerda la mancha en el traje, a pesar de que inicialmente pensó que era lo peor que podía ocurrirle en el día.

10:05 de la mañana.

Nuestro hombre sale del metro sin dinero, casi sin traje y de bastante mal humor. De tan mal humor que va pensando en su mala suerte mientras cruza la calle. Como va distraído, no se fija en el bordillo de la acera, tropieza con él y va a dar de morros en el suelo, dejándose media nariz en el intento.

El portero de la casa de enfrente le atiende -Pero hombre ¿qué le ha pasado? ¿es que no mira por dónde va? Mire cómo se ha puesto, si tiene la cara hecha un poema...Ande, le acompaño al ambulatorio...Al fin y al cabo ha tenido suerte de no romperse la nariz.

Ha tenido suerte. Nuestro hombre ya no recuerda que le han robado la cartera, ni por supuesto que le han manchado el traje. Los dos anteriores percances le parecen nimiedades en comparación con la posible rotura de su nariz.
Lo que pensó que era una tragedia ahora le parece una tontería, tan sólo 25 minutos después.
Ha tenido suerte.

23 comentarios:

casi yo dijo...

y así es todo en la vida, querida amiga.

Me ha encantado esta historia. Enhorabuena

Para, creo que voy a vomitar dijo...

Sí, pero hasta que te pasa no te das cuenta!

El futuro bloguero dijo...

Y pensar que en el ambulatorio una vez anestesiado, dos celadores le están esperando para...

Me recuerda a la peli de Pulp Fiction cuando Bruce Willis atropella al mafioso negro al que previamente ha engañado, y ambos son capturados por unos violadores que les atan y van a matarles.

Muy bien contado.
Yo que creía que nos ibas a contar tus clásicos debates internos de los jueves. ;)

besos

La interrogación dijo...

Menos mal que, a veces, solo a veces, lo que se encadenan son buenos acontecimientos.
Y el último del día deja en segundo plano los anteriores.
¿Alguien ha tenido algún día así?
Optimismoooo.
Besos guapa tortuga

Chasky dijo...

Pues lo del traje es una putada porque cuestan un pastón aunque más cuesta la nariz.

Lucía dijo...

Nunca hay que tentar al destino, siempre te puede pasar algo peor ... o algo mejor (por suerte).

Muchas gracias por el voto.

ninive drake dijo...

es verdad, todo es relativo en esta vida, depende de con quién o qué comparemos las cosas...

un besazo

Roberto dijo...

Circunstancia tras circunstancia, nos vamos haciendo cada día.

Saludos,

OaBy dijo...

A lo mejor hasta entonces no se había fijado en el portero de la casa de enfrente. Acaba de ganar un amigo!

clipper dijo...

ha tenido suerte... Pobrecito ese dia se levanto con el pie izquierdo..En mi blog también he publicado un sobre la mala suerte...puff
quien es gafe, es gafe no hay mas remedio..

Nosotras mismas dijo...

siempre es según se mire y siempre hay un consuelo: Podría haber sido peor ;)

saludos.

rginfinito dijo...

eso es mala suerte.
hay que ser optimistas y pensar que solo nos pasaran cosas positivas, no conformarnos con lo que venga.

aunque la vida es así...

besos

Sonrisa de luna dijo...

menos mal que por aqui no hay metro, ajajajajajajaj, porque no se yo eh, ajajajajaj
besitos y que pases un requeteteteteteteteetete buen finde. a disfrutar¡¡ muackisssssssssss y miles de abrazos¡¡

Á. Matía dijo...

No sé...

Casi mejor que "nuestro hombre" se meta en la cama y no salga en un tiempo...

Tiene mala pata

Jeje

Un saludo

Fossil dijo...

Cuando creas una nube negra sobre tu cabeza, es normal atraer a todo tipo de particulas negativas que van a descargar solo para ti, mientras que a un paso luce el sol, cuando nos ciega nuestro pesimismo siempre esta bien que nos recuerden que no nos va tan mal si intentamos ver las cosas de otro modo ;P

Modesto dijo...

Dios mío entre ese señor y Chapete me he extresado hasta yo... xD
Besos! ^_^

Toni dijo...

Visto de ese modo... todos tenemos suerte de no morir en el dia a dia jajaja.

Bonita entrada, da que pensar. Y ayuda a ser un poco mas optimista.

Á. Matía dijo...

¿No le pasa nada más aa "nuestro hombre?

Hasta los cojones. dijo...

Y luego le atropello un camión de bomberos y luego un carro tirado por caballos y luego un avión en vuelo rasante y por que paro el tiovivo que si no le pasan por encima la ballena y los columpios. Juas.

Un beso de los gordos.

sergisonic dijo...

dame un martillazo en el dedo, que me duele la cabeza.

o

- el coche hace un ruido raro...
- pues sube el volumen de la radio

el cristal con el que se mira... la suerte, aquí.

saludos sónicos

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

si, eso suele pasar, y es que entre el todo y la nada está el algo. y claro siempre es mejor el algo que la nada.

a veces es la ley de murphy.

gracias por tu visita a mi blog, lo que no sé es que camino seguiste hasta mí.

Andy dijo...

No estoy tan seguro...

Creo que si me roban la cartera después de cobrar, o por ejemplo, me quitasen los documentos, con el follón que es eso... que se me rompa la nariz me la sudaría.

Beauséant dijo...

todo es cuestión de perspectiva.. pero odio recurrir a lo de los hay que están peor, me suena a derrota y conformismo ;)